Blade Runner ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? - Philip K. Dick

Blade Runner es la película favorita de mi padre. Recuerdo perfectamente (aunque él seguramente no se acordará) la primera vez que la vi. En el salón de su casa, con las luces apagadas y el sonido de sala de cine que tenía su comedor. Aluciné de principio a fin, y lógicamente, se convirtió también en una de mis películas favoritas. 

Por eso, con 25 años, que a estas alturas de la película aun no me hubiera leído el libro era un crimen. Hoy os traigo la reseña de una obra con la que me ha pasado algo que nunca me había pasado antes, y es que prefiero la película a la obra original, aunque intentaré centrarme sólo en la opinión del libro sin caer en comparaciones (no aseguro nada, pero lo intentaré). 

Rick Deckard es un cazarrecompensas que después de la guerra nuclear que ha mandado a la gran mayoría de humanos a otros planetas y ha terminado con casi todos los animales, vive de atrapar a los androides que cada vez se parecen más a los humanos y sueña con tener un animal vivo en su azotea. La nueva generación de humanoides Nexus 6 son idénticos a la raza humana y difícilmente distinguibles si no fuera por el Test de empatía, que analiza sus respuestas ante preguntas algo extrañas en las que los humanos tendrían reacciones fisiológicas. 

Después de la guerra, muchas zonas de la tierra han quedado desoladas y las personas viven en ciudades sumidas en polvo radiactivo. La ambientación se palpa desde la página uno, cuando aun no se entiende muy bien que está pasando pero se nota esa atmósfera asfixiante, cargada, oxidada.  

En sus poco más de 270 páginas, este libro encierra una complejidad ética asombrosa. Los humanos dan caza a los androides por el hecho de haberse colado en el planeta tierra, y lo hacen sin ningún tipo de remordimiento puesto que "no son personas". Sin embargo, los robots están tan avanzados y son tan parecidos a los humanos que algunos no saben que son androides e incluso colaboran en su detención. Es inevitable que al leer el libro encontrara ciertos paralelismos con algunos capítulos de la historia (la nuestra) en la que se ha perseguido a personas solamente por el hecho de pertenecer a un colectivo concreto. Philip K. Dick deja en manos del lector la decisión sobre si lo que hacen los humanos es lícito (ya no hablamos de ético) o no.

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otro, de tener consciencia de sus sentimientos y emociones. Los androides no la sienten ni parecen. ¿Pero los humanos si? En este libro, muchas personas son dependientes de máquinas de empatía, las cuales se programan para sentir una emoción u otra. Este libro se escribió en el año 1968 ¿Predijo K.Dick la dependencia actual del hombre a la tecnología?¿Algún día ésta podrá causarnos estados alterados de la consciencia de forma que se modifiquen nuestros sentimientos, causando alegría o tristeza a placer? Como os decía, es un libro complejo que da para hablar muchísimo, y podría seguir. Pero entonces esta entrada sería interminable.

Acabo la reseña como al principio, comentando que la película es maravillosa porque se basa en un libro sensacional. Es cierto que para mi gusto lo mejora con creces. Será el cariño emocional que le tengo o no lo sé, pero me quedo con aquello de:    

Existencia, literatura y tragedia #1 Edgar Allan Poe

No sé si a vosotros os pasa lo mismo, pero siempre me he sentido inexorablemente atraída por aquellos escritores cuyas vidas fueron trágicas, con finales autoimpuestos, historias de dolor, venganza, amores no correspondidos, problemas psiquiátricos, o en definitiva todo aquello que dejara una huella profunda de su biografía en sus obras. Leer los poemas de Sylvia Plath sin conocer de sus problemas psiquiátricos, o el característico “stream of consciousnes” o monólogo interior de Virgina Woolf, o la apasionante vida bohemia y posterior suicidio de Hemingway no constituye la experiencia completa de saber qué había detrás de el legado que nos dejaron y que en su mayoría hoy en día  se consideran obras literarias de culto. 
Por eso me apetece mucho empezar esta sección, que se trata de repasar algunos de mis autores con vidas difíciles favoritos. Hoy he decidido empezar por uno de mis autores favoritos que marcó mi adolescencia y mi tendencia literaria: Edgar Allan Poe.

                                          -------------------------------------------------

Edgar Allan Poe nació en Boston en 1809 y como seguramente sabréis, fue uno de los grandes percusores y cultivadores de la literatura de terror y ciencia ficción. 
La vida del joven Poe empezó de forma brutal cuando se quedó huérfano cuando sólo contaba con dos años de edad. Sus padres eran actores de teatro ambulante que acabaron sus días consumidos por el alcohol, las drogas, y la mala vida en los bajos fondos. Fue entonces adoptado por John Allan, un próspero comerciante y su mujer, que lo  mandaron a estudiar a Londres a los 6 años. Al volver, ingresó en la Universidad de Virginia para estudiar Derecho, pero su afición a la bebida y a la diversión empezaban a aflorar junto a su pasión por la literatura de Lord Byron o Walter Scott. El juego y el alcohol hicieron que fuera expulsado de la Universidad y su padre adoptivo se desentendiera de él dejando de mandarle dinero. La temprana muerte de su madre también marcó un antes y un después en su vida que le hizo caer prácticamente en la indigencia. Fue en ese momento cuando publicó sus primeros poemas “Tamerlán”, que pasaron sin pena ni gloria. 

Tras intentar enrolarse en el ejército pero dejarlo al poco tiempo, consiguió refugio en casa de una tía y conoció a Virginia, la que sería su esposa cuando ella contaba con solamente 13 años. 
En 1835 empieza una vida próspera de reconocimiento literario y es en ese momento cuando escribe sus obras con más fama.

Sin embargo, la felicidad dura muy poco puesto que cada vez de forma más frecuente Poe sufre crisis depresivas que lo hunden aun más en la bebida, y su mujer muere en 1847 víctima de la tuberculosis. Este hecho acaba con su cordura de forma permanente, aunque en momentos de extraña lucidez escribe una de sus obras más destacadas "Historias extraordinarias". 


Dos años después Edgar Allan Poe fue encontrado incosciente con lo que parecía ser un coma etílico en un bar de Baltimore. Se cuenta que en el hospital donde fue trasladado, gritaba desesperado a algunos de sus personajes. Pocos días, a los cuarenta años de edad, murió solo, enfermo y desesperado. 

Os dejo por aquí un vídeo que me encanta, se trata de el famoso poema "The raven" leído por otro de los grandes del terror, esta vez del cine, Vincent Price. 




"La hija del bosque" - Juliet Marillier

Como dije en mi entrada sobre mis libros favoritos del 2015, Juliet Marillier fue un gran descubrimiento y el primer libro de la trilogía Sieteaguas, se convirtió en una de mis lecturas favoritas. 

 Este libro llegó justo cuando necesitaba una buena dosis de fantasía que me enganchara por completo y no me hiciera pensar demasiado. 
La hija del bosque cuenta la historia de Sorcha, una joven irlandesa que vive en las profundidades del bosque junto a su padre, Lord Collum y señor de Sieteaguas, y sus seis hermanos. 
Su padre, viudo desde el nacimiento de Sorcha, vuelve a casarse con la dama Oonagh, y a raíz de su llegada recae sobre los hermanos una horrible maldición. Sorcha es la única que consigue escapar, y será ella quien deba salvar a su familia. 

Y como os he comentado, este libro me ha enganchado desde la página uno, empezando por sus descripciones de los bosques irlandeses (país que por cierto adoro), siguiendo con la magia en forma de brujas, damas del bosque, druidas y naturaleza, y acabando por sus personajes, que a pesar de ser algo estereotipados en algunos momentos (hombres y mujeres guapos y fuertes, protagonista un poco pánfila en algunos momentos y deseada y querida por todos) me acabaron ganando.


Por otro lado, la historia también nos cuenta los sangrientos enfrentamientos entre Britanos e Irlandeses por los territorios ocupados que unos y otros reclamaban suyos. Algo que me gustó especialmente fue la descripción de sus culturas y los prejuicios de ambos: Irlandeses tachados de salvajes y sangrientos y Britanos de desalmados y carentes de tradiciones. 

Este es un libro para disfrutarlo, divertirse y sumergirse por completo en el mundo que crea Juliet Marillier, que por otro lado es increíblemente elaborado y al que tengo muchísimas ganas de volver. Si os gustan los cuentos de hadas, o tenéis ganas de un buen libro de fantasía que no sea muy complejo para empezar,  os lo recomiendo. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...